Las verduras junto con las frutas, son un alimento indispensable en nuestra dieta mediterránea.

Tenemos que comer verduras diariamente, como ya sabéis hemos de comer 5 piezas entre fruta y verdura. Esto es fácil, por la gran cantidad de verduras diferente que puedes encontrar, así como por las incontables recetas que se pueden realizar con ellas.

Es una receta sencilla que conseguimos con un número muy reducido de ingredientes.

La base de la receta que os traemos hoy es la calabaza esta verdura es un alimento económico, pero con grandes propiedades, es una gran fuente de vitaminas, minerales y betacarotenos, nos aporta una gran cantidad de hidratos de carbono.

Añade a la receta no solo un gran sabor si no también un gran aporte visual, por su color naranja vivo, hace que el plato sea bonito, rico y muy apetecible.

Para esta receta hemos usado calabaza cacahuete, pero puedes sustituirla sin problema por tu variedad preferida, calabaza vasca, calaza Butternut, calabaza Potimarron o Hokkaido, etc…

Acompañando a la calabaza tenemos la patata, una gran fuente por antonomasia de hidratos de carbono, vitaminas, minerales y proteína, además al ir cocida aporta poquitas calorías.

El tercer ingrediente principal el puerro nos aporta minerales y vitaminas y son buenos para nuestro corazón.

Esta sopa es una receta apta para vegetarianos, no así para personas que sigan una dieta vegana, pero es muy fácil de solucionar, solo tenemos que eliminar el huevo cocido y tendremos una rica sopa de verduras para veganos.

Si la realizamos con huevo tenemos en esta receta también una muy buena fuente de proteína.

Como en todas las recetas recalcamos la importancia de unas buenas materias primas, este paso importante lo tienes asegurado con Saborilandia, los mejores frescos del mercado.

  Sopa de Calabaza Vegetariana

Dificultad:                            Tiempo de preparación:
Baja

35 minutos.

Sopa de Calabaza con Verduras y Huevo 



Ingredientes:

Aceite de oliva virgen extra (AOVE)

1 Puerro terciado

250 gr patata

350 gr de calabaza

2 huevos

Agua

Sal y pimienta

 

Lo primero que vamos a hacer hoy es limpiar el puerro, esto hay que hacerlo con esmero, ya que es una verdura que suele tener tierra entre sus laminas, para ello la mejor forma es quitar la parte verde y hacer dos cortes longitudinales, de arriba abajo en forma de cruz, sin llegar al final de la parte blanca, una vez realizados los cortes, lavamos insistentemente el puerro bajo el grifo de agua, frotando en aquellos puntos donde veamos restos de tierra.

Cuando nos aseguremos que el puerro está bien limpio lo vamos a cortarle a la ancha, para ello necesitamos una tabla y un cuchillo bien afilado, hacemos cortes de aproximadamente medio centímetro intentando que los trocitos nos queden lo más homogéneos posibles.

Una vez que tengamos todo el puerro cortado, en una cazuela amplia lo vamos a pochar un poquito, ponemos nuestra cazuela a fuego medio, con unas 4 ó 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, añadimos el puerro y lo salamos, de esta forma hacemos que llore y se cocine antes, tenemos que tener cuidado no se nos queme, vamos removiendo de vez en cuando.

Mientras se pocha el puerro vamos a pelar y partir la patata, una vez pelada, en la misma tabla que hemos usado antes la partimos en rodajas, estas en tiras y después en pequeños rectángulos aproximadamente del mismo tamaño que nos ha quedado el puerro.

Una vez partida la patata repetimos el proceso con la calabaza, la pelamos, la partimos en rectángulos pequeñitos lo más homogéneos posibles.Sopa de calabaza apta para vegetarianos

Cuando el puerro está empezando a pocharse, pero no está blando del todo, incorporamos la patata, le damos unas cuantas vueltas durante un par de minutos e incorporamos la calabaza.

Añadimos el agua hasta cubrir las verduras generosamente (lo podemos sustituir por caldo que tengamos de cocer otra verdura, como el caldo de unas judías verdes o por nuestro caldo preferido). Dejamos cocer aproximadamente 12 minutos una vez entre en ebullición, dependiendo del tipo de calabaza y de patata este tiempo puede variar unos minutos.

Mientras se cuece nuestra sopa en un cazo aparte vamos a cocer dos huevos, partiendo desde agua fría con una pizca de sal, una vez que entren en ebullición tardarán unos 10 minutos en estar listos.

Pasado este tiempo lavamos los huevos en agua fría y con cuidado de no quemarnos lo pelamos y los partimos en trocitos pequeños igual que el resto de los ingredientes y reservamos.

Una vez que estén cocidas nuestras verduras probamos de sal, rectificamos y añadimos un poquito de pimienta recién molida.

Emplatamos nuestra sopa y añadimos el huevo picado por encima.

 

¡Buen provecho!

 

Suscríbete a nuestra Newsletter y estarás al día de nuestras promociones y artículos. Además ¡Te enviamos un cupón del 10 % para tu primer pedido!

No lo pienses más empieza a cuidar tu alimentación, nosotros te ayudamos.